viernes, 4 de junio de 2010

Jóvenes que se compran una erección azul


Desde hace unos años las discotecas son uno de los principales lugares para el consumo de viagra. El miedo a fallar, contrarrestar los efectos del alcohol, o aumentar el rendimiento sexual son las principales causas que provocan su consumo.“Hola, tengo 18 años y soy virgen, quiero proporcionar el mejor placer posible a mi novia… pero como soy nuevo en esto no creo que pueda durar mucho y quiero complementarlo con viagra”. Lo escribe DVL en un foro de Internet. Su caso no es único, son muchos los jóvenes que echan mano de una “ayuda química” para mantener relaciones sexuales.


El medicamento, pensado para hombres con problemas de erección, se está haciendo un hueco en el “botiquín” de los jóvenes que se inician en sus relaciones sexuales, bien por inseguridad, bien porque tuvieron una “mala actuación” y tienen miedo a volver a fallar.

Hace unas semanas Tom Kaulitz, miembro del grupo alemán Tokio Hotel, declaró haber sufrido durante dos días las consecuencias de la ingestión de una sobredosis de viagra. El joven de 20 años reveló que tomó las pastillas que elevan la potencia sexual cuando iba a celebrar una fiesta con varias admiradoras. El hecho, más allá de la excentricidad del conocido músico, da algunas pistas sobre las nuevas tendencias para el divertimento entre los jóvenes.


El consumo de la viagra en los lugares de ocio se ha convertido en un fenómeno social, los expertos han observado que durante la noche es frecuente que se produzca un efecto llamada que provoca que dentro de un grupo de amigos sean muchos los que la consuman, e incluso se pavoneen de las veces que han conseguido mantener relaciones. “Cuando se van vendiendo pastillas de viagra en las discotecas, es fácil que pregunten por quién tiene viagra y que los compañeros vayan en grupo y más de uno compre” explica la sexóloga psicóloga Marian Ponte. >


0 comentarios:

Buscar este blog

  © The Future of Tokio Hotel Fan ClubDesign by Dark Link 2010

Back to TOP